Mejorar la calidad de vida a través de Life Coaching

POR EN Notas SIN COMENTARIOS

Convertir cada meta en un logro requiere dar una serie de pasos.

El primer paso es visualizar mentalmente y disfrutar emocionalmente sus metas al menos dos veces al día. Buscá un par de momentos al día en los que puedas dedicar uns minutos a visualizar la consecución detu meta. ¿Qué verás, qué oirás y que sentirás cuando hayas alcanzado tu objetivo? Recreálo mentalmente con intensidad. Esta visualización y enfoque te darán instrucciones bien precisas a su mente sobre cuales son los resultados exactos que vos deseas obtener. Cuanto más claramente formes en tu mente la imagen de tu meta mayor entusiasmo sentirás por ella.

El siguiente paso es responder a la pregunta: ¿En que clase de persona he de convertirme para lograr todo lo que quiero? Describí qué habilidades, rasgos de carácter, y creencias vas a necesitar desarrollar para alcanzar todos los objetivos que has anotado en tu programación. Apóyate en él y visualiza con tranquilidad y entusiasmo.

Pero si tengo que señalar el paso más importante para alcanzar tus metas este es sin lugar a dudas el emprender acción de forma inmediata tan pronto como hayas terminado de escribirlos. Es necesario crear inmediatamente el impulso a la acción. No termines el día de hoy sin haber realizado una acción por pequeña que sea que te ponga en marcha en la dirección de tu meta.

Lar acción genera una inercia y movimiento hacia la meta.
Si uno de sus sueños es ponerte en buena forma física tira ahora mismo tu paquete de cigarrillos, comprar unas zapatillas de deporte o una bicicleta. Ponte en marcha ya en pos de tus sueño. Eso crea momentum y poder. Y una vez iniciado el camino con el primer paso el resto de los pasos se hacen más llevaderos y sencillos de realizar. Utiliza siempre ese poder que ya posees: la acción.

El simple hecho de dar ese primer paso ya te separa del 90% de las personas que son incapaces de comenzar a avanzar en pos de un objetivo. Tiran la toalla antes de ni siquiera haber comenzado. Salí de ese grupo y únete al grupo de las personas proactivas que toman una decisión y se comprometen con ella sin excusas. Unite al grupo de las personas que marcan una diferencia y están dispuestas a convertirse en lo mejor que pueden ser.

Las personas de éxito suelen realizar muchas tareas que a los perdedores no les gusta hacer. No es que les encante hacerlas pero su insatisfacción está subordinada a la fuerza de sus objetivos.

Las estadísticas demuestran que durante los 3 años siguientes a la jubilación se producen numerosas muertes, lo cual demuestra que cuando perdemos esa sensación de estar produciendo y contribuyendo de algún modo
perdemos literalmente en muchos casos la voluntad de vivir.
Por ello siempre es necesario tener siempre un objetivo que nos impulse hacia adelante, que nos inspire y que nos rete a sacar a ese gigante que hay dormido dentro de cada uno de nosotros.
Si dejamos al azar o a la casualidad, la obtención de resultados en nuestras vidas muy posiblemente encontraremos que no conseguimos logros de importancia.
Resulta vital establecer metas que nos permitan avanzar hacia nuestros sueños y objetivos más preciados.

El fijar metas es comenzar a labrarse uno mismo su propio destino. Pensar en objetivos es lo contrario a pensar en los problemas.

Comentarios